Preguntas Frecuentes

Descubre cuáles son los problemas o las dudas más comunes en los pacientes y como pueden resolverse.

Preguntas Frecuentes: Vértigos y mareos

El vértigo es un tipo de sensación que se describe con de giro o rotación que suele empeorar con los cambios de posición. A la persona le da la sensación de estar por caerse. Puede acompañarse de náuseas o vómitos. Debe consultar al médico para su adecuado diagnóstico y tratamiento.

Hay muchas causas de vértigo como traumatismos en la cabeza, infecciones, enfermedades del oído interno. Para la mayoría de las personas no se detecta una causa clara del problema.

La causa más común es el denominado vértigo posicional paroxístico benigno. Ocurre cuando unas pequeñas partículas del centro del equilibrio en el oído interno se alteran, usualmente durante un movimiento brusco de la cabeza, lo que causa la sensación de giro. Es un problema común que puede afectar a personas de todas las edades. Las actividades que usualmente desencadenan la crisis de vértigo pueden ser algunas de las siguientes (se relacionan a movimientos bruscos de la cabeza).

  • Mirar para arriba
  • Acostarse sobre un oído
  • Rolar en la cama
  • Levantarse de la cama
  • Mareo que se inicia luego de un movimiento de la cabeza y dura menos de un minuto.
  • Sensación de mareo, cabeza en el aire.
  • Problemas de estabilidad y balance.
  • Náuseas, vómitos.
  • La sordera y los zumbidos en los oídos no son tan comunes en el vértigo posicional.

El vértigo posicional a menudo mejora solo. Muchas personas mejoran sin ningún tratamiento. Si el vértigo posicional es un problema reiterado el médico puede ofrecerle una serie de tratamientos como medicamentos o ejercicios especiales (Tipo Brandt-Daroff).

  • Evite la posición de la cabeza que desencadena la crisis.
  • Haga los ejercicios de Brandt y Daroff.
  • Evite dormir del lado afectado.
  • Eleve la cabecera de la cama para dormir.
  • En la mañana incorporese lentamente en la cama, sentándose unos minutos en el borde antes de ponerse de pie.
  • Evite manejar.

Los ataques se dan en crisis cortas. Si los ejercicios se hacer regularmente los síntomas ceden en 10 días aunque a veces suele tomar más tiempo. La mayoría retorna al trabajo en una semana. Uno de tres pacientes puede tener una nueva crisis en un año. Otros tienen solo una crisis y nunca se repiten episodios. Los ataques son molestos pero no dejan secuelas permanentes.

Se piensa que sirven para dispersar las pequeñas partículas lejos de los centros del equilibrio en el oído y así liberarse del vértigo. El hacer los ejercicios de manera correcta produce malestar y vértigos. Esto es momentáneo y las molestias serán menores con el tiempo.

  • Siéntese en el borde de la cama. Gire la cabeza 45 grados (mire a la izquierda). Recuéstese rápidamente sobre el lado derecho asegurándose que la cabeza apoye sobre la cama. Espere 20 o 30 segundos para que desaparezca el mareo.
  • Siéntese nuevamente. Espere 20-30 segundos.
  • Repita el procedimiento en el otro lado. Gire la cabeza 45 grados a la derecha antes de recostarse rápidamente sobre el lado izquierdo.
  • Efectúe el ejercicio 5 veces de cada lado (toma 10 minutos). Repita el ejercicio tres veces al día.

¿Tienes alguna otra consulta?

Consultanos sin compromiso y un especialista se encargará de resolver tu duda

contactanos